sábado, 10 de septiembre de 2016

Recuerdos en escala 1/24 (Parte III)

Durante los viajes que yo realizaba entre Copiapó y La Serena, era como habitual ir a dar una vuelta al Mall de esa ciudad. En una oportunidad  encontré un local dedicado a vender souvenir de  la obra “Hogar de Cristo” y pese a que  había pasado varias veces por el mismo lugar, no me había percatado de algo. Vendían una reproducción, en escala 1/24 de una camioneta Ford, del año 1946, que representaba al vehículo que ocupó el gestor del “Hogar de Cristo”, el padre Alberto Hurtado  ( beatificado el día 16 de octubre de 1994, por el Papa Juan Pablo II).

L a fundación Hogar de Cristo, que tiene una existencia de casi 72 años, fue creada por el sacerdote Alberto Hurtado  como respuesta  al enojo que se producía en él al ver a cientos de chilenos, adultos y niños, que vivieran en las calles de Santiago. Con la colaboración de privados y colaboradores formó una organización de ayuda social importante para el país, el “Hogar de Cristo” .Se cuenta que Alberto Hurtado usaba esta camioneta Ford de 1946 para recorrer las calles, donde repartía alimentos, ropa de abrigo y llevaba a personas mas necesitadas a los albergues que el Hogar de Cristo había comenzado a tener.




Hoy, el Hogar de Cristo sigue con esta obra de ayuda social ( es una de las más importantes en Chile) y, paralelamente se ha encargado de restaurar y mantener la camioneta, la cual se encuentra en exposición permanente  y suelen llevarla a viajes por el país ( claro que la llevan en un camión especial, con elementos de seguridad), algunas fuentes indican que muy pocas piezas del motor han sido cambiadas y que su  su chasis permanece intacto.




En su interior se puede apreciar su tablero con muy pocos elementos, el velocímetro, el manubrio grande, como se usaba por esos años, y su caja de cambio original, la que sólo tiene tres marchas. Los asientos eran los más deteriorados y debieron ser tapizados. Originalmente esta camioneta entregaba 3 a 4 kilómetros por litro de bencina. Hoy, gracias a una modificación en su carburador entrega siete kilómetros.




Tras la Segunda Guerra Mundial, la empresa automotriz Ford retomó su producción de automóviles para uso civil. Es así como llegaron a nuestro país siete modelos de la Ford Pick Up, de esas, sólo tres eran de color verde.

Con los años, nadie recuerda como fue que la camioneta fue vendida y se perdió. Si embargo, hace algunos  años un sacerdote la descubrió por casualidad en una desarmaduría ubicada en la periferia de Santiago. Tras un chequeo de documentos y números la compraron y comenzó un proceso de restauración y lo lograron… hoy está ahí, funcionando




“Éste es el principio, el padre Hurtado partió recogiendo niños del Mapocho, así partió la historia”.


Hoy la camioneta verde forma parte de las piezas más valiosas del Museo del Padre Hurtado en la comuna de Estación Central, Santiago de Chile.


En cuanto a la reproducción de este histórico vehículo, deseo comentarles que tiene una gran particularidad para la escala 1/24 y es que presenta movimiento de dirección en las ruedas delanteras. Eso es muy escaso en miniaturas semejantes, lo cual hace que su prestancia, como para sacarle fotos, le da mas realismo a los ángulos en la cual se ubique.  También presenta aperturas de las puertas del habitáculo, en donde es posible apreciar lo sencillo del modelo ( fiel al real); otro de los elementos moviles que posee es que también se abre el portalón de carga. En las imagenes Uds podrán ver los detalles que trae en las luces frontales, el efecto de la parrilla y las luces de posicionamiento trasero muy bien logradas.

Me deshice de este modelo hace varios años,  suelo extrañar esos modelos "queridos" que alguna vez dejé ir. Sin embargo estoy claro que los autos van y vienen, así como todo en la vida.

Nos vemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario