lunes, 23 de junio de 2014

Se fue mi compañera de Hobby


Hace cuatro años y tres meses atrás, adopté una gata. Si me preguntan por qué una gata sólo les puedo decir que, desde mi punto de vista, son mas de la casa, mas querendonas y cuidadoras. Un amigo de la familia la bautizó como MATIZA, producto de la serie de colores que combinaban en su pelaje : gris, blanco, beige.

Pese a que en un comienzo me mordía las canillas, con el tiempo se fue sociabilizando con nosotros y comenzó a ser una  suerte de acompañante durante mis trabajos en la casa, durante mis periodos de corrección de pruebas, durante mis estudios y durante mi entretenimiento con los Diecast.




En cuatro años se generó una especial comunicación con Matiza, llegué a entender sus maullidos ( tenía un maullido para pedir agua, otro para pedir atún, otro para pedir que la dejara entrar a mi dormitorio para acostarse al lado mío.. incluso lloraba en las mañanas cuando yo salía  a comprar el pan para el desayuno, ya que solía acompañarme a comprar y a veces la dejaba en casa para que no saliera...



El sábado 21 de Junio pasado, un perro la atacó y la mató. 

Si se preguntan  qué tiene que ver ésto con los diecast... la verdad que nada. Pero  sé que varios coleccionistas tienen gatas en sus casas y sienten que son las únicas que los acompañan en estas cosas. No reclaman por los autos nuevos que llevas a tu casa, sólo los miran, los huelen...y se quedan contigo mirándolos.

Un amigo de hobby me escribió comentando que  le había estropeado el día con la noticia, ya que consideraban  a mi gata como una parte del grupo facebook de coleccionistas chilenos de 1/18 ( la gata aparecía en los videos y fotos de mi colección... por lo que era super conocida).

En la Universidad, mis colegas igual lamentaron su partida. (Casi todos saben que soy "gatero" y conocían a Matiza a través de las redes sociales

 Mi hija Francisca y Matiza ( la foto de la derecha es del dia anterior a su partida)



Matiza, hoy tuve un despertar normal.. contigo molestándome a las 6.18 Am para que te dejara salir, sólo saliste veloz cuando te abrí la puerta de la casa. Pero no sabía que sería la última vez que te vería con Vida. 

A las 7.40 Am te enconté ahi en la esquina, aún tibia, con un rastro de sangre que salia desde tu hociquito, pero ya no estabas... te tomé y pude sentir que estabas ronroneando.. tal vez... el último ronroeno para mí.

Te fuiste, cuando aún no era tiempo de que partieras...nuevamente nuestra casa será un espacio extraño sin tu presencia, sin tus aaaaAAAAA.. para pedir agua, sin tus rasguños y maullidos en la puerta para entrar en mi dormitorio.. y mi mochila ya no será su saquito de dormir.

Desde acá, tu familia, tus hermanos humanos y yo... te extrañaremos, linda Mati..
(Matiza, Junio 21 2014)

Así es la vida...



martes, 17 de junio de 2014

Remebranzas de los 80s, Fiat 147


Hace un mes que no escribía nada en ElColeccionistaDiecast, la verdad es que he pasado por algunos momentos complicados desde una perspectiva personal... pero mi mente estaba ocupada en otros asuntos, relacionados con encuentros, con el pasado..

Pero después de la tormenta siempre viene una calma, o aparente calma. 

Dentro de los recuerdos del pasado me encontré  analizando lo que había sido mi vida desde que salí del Liceo y comencé una etapa de acostumbramiento aquello que llaman "tomar las riendas de la vida", en donde uno deja ( en cierto modo) la casa paterna y comienza a tomar decisiones, algunas veces trascendentales, otras no tanto. 

En 1989 me encontré estudiando periodismo en una universidad que quedaba muy lejos de casa, tenía que tomar dos micros ( recorrido de buses) para llegar a dicha Universidad y dos para volver, muchas veces me iba colgando , como los monos, de los fierros o pasamanos de estos buses, o con la mitad del cuero fuera del bus y la otra adentro... junto a trabajadores y personas que iban temprano a sus labores. 

Era la época de los "personal Stereo", en donde unos feos audífonos  cuyas esponjas eran de color anaranjado eran la única impronta de quien quería tomar una actitud nihilista y quería abstraerse  en pensamientos de como hacer una película con la cotidianidad de las personas.


En aquella época, el cine era una de mis predilecciones, por lo que solía imaginarme paneos o travellings de cámaras durante la filmación de escenas diarias, y mi banda de sonido era Soda Stereo, New Order, Los Prisioneros... y con ese soundtrack cruzaba la capital rumbo a la Universidad.

Recordé, de pronto, que  para ahorrar pilas, tenía que usar un lápiz bic para rebobinar el casette... já!




Pero.. ¿ qué tiene que ver esto con los autos?.. ya viene.. ya viene...

En aquellos años, los autos de moda eran los Daihatsu Cuore, Daihatsu Charare, Suzuki fronte y los Fiat 147. Aquel joven, como yo, que tuviese uno de esos autos, era "top". Y claro, ni mi familia ni menos yo.. tenían lucas para que el "nene" tuviera auto ( es mas, ni siquiera tenia licencia para conducir).

Y ahi fue cuando me hice amigo de un tipo que estaba en mi curso y .. adivinen.. tenía un Fiat 147. Lo bueno de Alfredo, así se llamaba, es que era un tipo de buen corazón, no se creía el cuento de el que tiene un auto.. asi que siempre solía llevar a algunos de sus compañeros ( los "sin auto") a algún lugar cercano como para ahorrar algunas monedas de una de las micros que teníamos que tomar. Por lo general nos dejaba a los 4 que íbamos siempre con él en Providencia con Pedro de Valdivia ( Santiago de Chile) ya que él vivía en esa zona, asi que a nosotros nos ayudaba mucho con su gentil disposición para movernos.

El auto de Alfredo, tenía "la novedad del año" una radio Kenwood con sistema autoreverse, se podía escuchar un casette y cuando terminaba la cinta, se podía escuchar el otro lado sin sacarlo desde el interior ( me río al recordar ésto.. y ver los actuales sistemas de audio de los automóviles).. ¡Cómo pasa el tiempo!.



Desde ese entonces, le guardo un grato recuerdo al  Fiat 147, un auto amplio, cómodo, veloz y recuerdo su particular sonido desde el interior y esa curiosa puerta trasera, que daba acceso a un amplio portamaletas, en donde tirábamos nuestros cuadernos y mochilas.


Los 147 que llegaron a Chile, venían de diferentes lugares. Unos eran brasileños, otros, argentinos. El 147 fue fabricado entre los años 1976 -1997. Su origen se remonta al Fiat 127 el que luego de un restyling y otros cambios, como la adición de un motor de 1100cc ó 1300cc, encendido electrónico y otras mejoras, generaron un inolvidable modelo para la década de los 80s.

Este modelo tuvo varias versiones, recuerdo que en eso años hubo un modelo que se llamo Fiorino ( recuerdo haber viajado en uno de esos furgones durante una celebración de año nuevo... sentado atrás.. sobre las latas uffff). Me parece que las versiones últimas de este auto se caracterizaban por tener una "punta tiburón",  - si no me equivoco.. venían con motor 1.3  y con otras características que le daban mas prestancias deportivas (147 GLS).



En lo que es Diecast, lamentablemente y muy a mi pesar.. no ha sido fabricado en 1/18. Lo curioso es que si he encontrado modelos de esos años en mi escala favorita, como es el caso de los Renault 5, Renault4. Pero Fiat.. no he encontrado.

En mi colección tengo un Lada, similar al Fiat 125.. en una de las reproducciones mas raras que hay en el mercado ( o que hubo, por que parece que está discontinuado).

Gracias a  un amigo, Manuel Mella, tuve la oportunidad de adquirir un par de modelos en escala 1/43 de Fiat, los compré sólo con el fin de mirarlos y ver que tan interesantes eran estos modelos. El otro Fiat, es un UNO... pronto escribiré sobre él. El caso es que en, entiendo, en algunos países del conosur apareció una colección de automóviles en escala 1/43 a la que denomiraron "nuestros queridos autos" y dentro de este producto venía el Fiat 147. Como he estado ocupado en otras cosas ( además de las problemáticas personales) en el trabajo, en mis clases... no me fijé en esta colección hasta que, por esas cosas del destino, apareció un aviso en un grupo Facebook de coleccionistas chilenos que en La Serena, había un remanente de fiats que iban a devolver por no venta, el colega me los cotizó y los compré, no quise perder esta oportunidad.



Hay algunas rarezas que vale la pena coleccionar, al menos ese fue mi parecer cuando se dió la oportunidad de comprar estos modelos, e imaginé que .. tal vez, no los volvería a encontrar. Es cierto, no soy fanático de los 1/43, pero  tuve que hacer una excepción. Si Ud. ha leído algún post anterior mio, creo que recordará uno que denominé "el pecado original", en esa entrada comentaba mi paso y pasado por las escalas menores. 

El Domingo pasado tomé al 147 y me fui a una de mis locaciones favoritas, para poder fotografiarlo, esas imágenes ilustran esta entrada. Me di cuenta que había perdido la técnica con la cámara, o tal vez.. me cuesta sacarle fotos a autos en escalas menores.. tal vez me dedique algunas horas mas a poder lograr mejores ángulos.

Como dentro de poco estaré de cumpleaños... adivinen.. YA ME HICE un regalo. Está guardado en el famoso closet de Diecast de Elcoleccionista. En una de esas, durante el próximo fin de semana le sacaré fotos y haré un video como los que siempre  me han caracterizado.

.

Nos vemos, ya vienen mas novedades.